Datos personales

Mi foto

Fanático del Rock and roll, el fútbol y la vida!
Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 9 de septiembre de 2016

Cuando se habla de inclusión en la escuela pero no se practica

"Educación inclusiva es educación para todos"

 

Cuando vemos el caso de Brad, es dificil dejar de sentir indignación por la ceguera con la que los profesores abordan su problema, pero en realidad, ¿cuántos casos como éste hemos visto pasar en nuestra experiencia como docentes? y más aún, ¿cuántas veces hemos tenido la misma ceguera que los maestros del video ante casos donde los estudiantes "diferentes" nos provocan un problema con la clase? Lo que la maestra del grupo hace con Brad se llama exclusión o discriminación y es una violación a sus derechos fundamentales, según el principio de no discriminación expresado en la Convención sobre los derechos del niño.
La inclusión en la escuela requiere algo más que "las mejores intenciones" de apertura para el ingreso de todos los niños y niñas al centro educativo. Muchas veces las escuelas se vanaglorian cuando tienen entre su matrícula a estudiantes con algún tipo de discpacidad, porque entonces muestran su buen corazón y actitud inclusiva, pero sucede que puertas adentro, la "integración" es más bien una intervención individualizada, especial, pero fuera del círculo social del resto de los alumnos. Pere Pujolás, afirma que "Cuando se adoptan prácticas educativas selectivas según las necesidades de algunos estudiantes (sordos, ciegos, paralíticos, con discapacidad cognitiva...) con la sana intención de atenderlos mejor, se olvida que para atender en ellos algunas de estas necesidades y para perseguir una formación integral no sólo para ellos, sino para todos, se requiere precisamente que tengan la oportunidad de educarse juntos, en una misma aula, de modo que puedan interactuar de forma continuada unos y otros."
El siguiente video, muestra un ejemplo de escuela inclusiva, donde podemos mirar que este enfoque va mucho más allá de las buenas intenciones, en realidad requiere de un modelo que, desde su estructura y sus bases ideológicas, promueva la educación para todos.


Ser inclusivos en la escuela, no es un tema que atañe solamente a casos de estudiantes con discapacidad física o intelectual, en realidad se trata de adoptar un enfoque en el que son consideradas las particularidades de cada individuo (incluido el docente) en sus dimensiones, físicas, étnicas, lingüísticas, culturales, sicológicas, etc. Se parte del reconocimiento de todos y todas, cómo somos y qué necesitamos unos de otros para ser parte del mismo grupo, interactuar como compañeros en la equidad.
Por último, ¿quieren saber si el caso de Brad tiene un buen cauce? Aquí el video:



No hay comentarios:

Publicar un comentario